Sepultan al poeta chileno Pablo Neruda en Isla Negra

APRO
Ciudad de México.- Luego de su paso por el exCongreso Nacional, esta mañana el poeta Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura 1971, fue sepultado en su casa de Isla Negra, una localidad costera de Chile, a 110 kilómetros de Santiago.

Fuentes de la familia de Neruda explicaron a la agencia Notimex que debido a que los restos no habían sido entregados en forma oficial, el traslado se realizó en un vehículo fiscal escoltado por la Policía de Investigaciones (PDI) y la militarizada policía de Carabineros.

En poco más de una hora la comitiva recorrió el trayecto entre el centro de Santiago y el puerto de San Antonio, donde el vate recibió un breve homenaje de la ciudadanía sin que el ataúd fuera sacado de la camioneta del Servicio Médico Legal (SML).

Luego la caravana siguió camino hasta la casa-museo de Isla Negra, donde el poeta fue recibido por su familia y por las autoridades de la Fundación Neruda.

El ataúd, que estaba cubierto por una bandera chilena, fue sacado de la camioneta por efectivos de la PDI y llevado hasta el sepulcro de donde Neruda fue sacado hace tres años, por decisión judicial, para que sus restos fueran analizados por forenses chilenos y extranjeros.

De acuerdo con la información de Notimex, la PDI elaboró un acta de entrega de los restos del premio Nobel de Literatura que fue firmada por la Fundación Neruda y por Rodolfo Reyes, sobrino del vate y organizador de este cuarto funeral.

El féretro fue bajado al sepulcro y enterrado –por cuarta ocasión– junto a los restos de Matilde Urrutia, la última pareja del poeta y quien creó la Fundación Neruda para preservar el legado material e intelectual del autor de ’20 poemas de amor y una canción desesperada’.

La exhumación de los restos de Neruda se realizó el 8 de abril de 2013 por orden del juez chileno Mario Carroza, quien investiga la muerte de poeta y en el marco de la cual ordenó que las osamentas fueran sometidas a estudios en Chile y el extranjero.

Una parte mínima de los restos óseos de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, verdadero nombre de Neruda, siguen siendo examinados por expertos de Dinamarca y Canadá para intentar determinar el origen de la bacteria que le habría provocado la muerte.

Científicos de esas dos naciones iniciaron el estudio de la bacteria estafilococo dorado, ya que ésta no se puede asociar al cáncer de próstata que padecía el poeta y que lo habría llevado a la muerte en la Clínica Santa María de Santiago el 23 de septiembre de 1973.

La causa judicial sobre el deceso del poeta chileno data de 2011, cuando el Partido Comunista presentó una denuncia fundamentada en las declaraciones del chofer de Neruda, Manuel Araya, quien dijo que el Premio Nobel de Literatura había sido envenenado.